Tener un sillón en casa para relajarse después de un día duro en el trabajo es uno de los pequeños placeres de la vida. Ya sea en casa o en la oficina, porque tener una buena silla de oficia o sillón, es imprescindible para aumentar el rendimiento o descansar en perfectas condiciones.

¿Que no te lo crees? Pues no somos los únicos que lo pensamos, si no que Tom Rath, autor de un Best-Seller en el The New  York Times: Eat Sleep Mover, nos dice: “ Estar sentado es una amenaza para la salud en la época moderna. Los investigadores dicen que se pierde entre un 11% y 14% de productividad al estar sentado más de seis horas en un día. [completo]

Uno de los problemas al estar sentado en una silla de oficina, es el dolor de espalda, el típico problema que afecta a la zona de las cervicales, el tronco i la lumbar.

Estos problemas comunes pueden estar debidos a las malas condiciones o posturas que adoptamos en la silla de oficina, esa silla de oficina que tanto “queremos”, porque claro, no todos podemos tener una silla de despacho como la de nuestro jefe, o si ?

A continuación, tenemos un esquema rápido para familiarizar-nos con la columna vertebral.

Al igual que el mobiliario de oficina, en algún momento tendremos que renovar nuestra querida silla de oficina, pero, ¿lo haremos de cualquier forma?

Para ponértelo más fácil, aquí tienes 5 señales de advertencia que te harán cambiar de decisión, antes de comprar cualquier silla de oficina.

 

# 1 - Dolor de rodilla

Si después de estar sentado varias horas en tu silla de oficina, sufres dolor alrededor de la rótula, es posible que tenga el síndrome de dolor patelofemoral (PSS), tranquilo, es muy común en las personas que practican deporte habitualmente.

También es muy común en las personas que están sentadas varias horas, pero por suerte, tenemos el mejor remedio, y para eso tendremos que substituir nuestra querida silla de oficina antigua, porque tan solo con una silla de oficina con soporte lumbar y torácica, mejoraremos nuestra postura y reduciremos la tensión en nuestras rodillas.  

Por si te pica la curiosidad, aquí tienes un ejemplo :  

 

 

# 2 – Aumento de peso

Si nota que está aumentando de peso, no se trata de que estás haciendo mal, sino más bien de lo que no estás haciendo.

¿Sabías que con solo estar de pie 90 segundos, les sistemas musculares y celulares, que procesan el azúcar en la sangre, los triglicéridos y el colesterol están activados? Todos estos mecanismos celulares también son los responsables de estimular las células, y si se hace regularmente, puede disminuir abismalmente el riesgo de diabetes y obesidad.

Si quieres saber algún truquito más, para que se convierta en menos, te recomendamos estos 10 Tips para no subir de peso en la oficina.

 

# 3 – ¿Te sientes ralentizado?

Seguramente, algún día, te has sentido cansado, sin energía, con sueño y poca concentración.

Cuando te sientes así, son varios los factores que pueden provocar este tipo de fatiga o falta de concentración, uno de ellos, el mal estado de su silla de oficina.

Un estudio de la Harvard Medical School, cuesta solamente en EEUU, 63 mil $ en pérdidas de productividad. I no es precisamente porque los trabajadores no van a trabajar, sino que muchas veces están de cuerpo presente, y de mente ausente.

 

# 4 – El dolor de cabeza en el trabajo NO es normal

El estrés es la causa más común del dolor de cabeza, y si a ello le sumamos algunos síntomas como la ansiedad, la depresión, malas posturas, vista cansada o la tensión muscular, puede afectar a nuestra calidad de vida y productividad.

De hecho, uno de los responsables de nuestro dolor de cabeza, es la mala postura que adoptamos en nuestra silla de oficina, esta tensión diaria, transcurre por nuestro cuerpo.

Para reducir el dolor de cabeza, te mostramos algún consejo de como sentarse correctamente en nuestra silla de oficina. 

 

# 5 – Dolor de espalda

El dolor de espalda es un “efecto secundario” de trabajar en una oficina, el mayor culpable, las posiciones inadecuadas durante nuestra actividad laboral.

 De hecho, algunas investigaciones muestras que la inactividad mata a más personas que fumar, conclusión: “la inactividad es peligrosa” y para remediarlo, como no, tenemos algunas ideas que te pueden ayudar:

  1. Evita posturas estáticas
  2. Haz ejercicios en la oficina
  3. Levántate
  4. Haz estiramientos
  5. Evita posturas inadecuadas

¿Tienes dolores de espada después de largas horas de trabajo?

¿Qué tipos de sillas creen que te pueden funcionar mejor?

¡Cuéntanos tu historia!

Posted in Noticias By

mh es