Guías de compra Terraza y Jardín

¿Cómo elegir un toldo de fachada?

Si necesitas comprar un toldo de fachada para las ventanas de casa, el balcón o el escaparate de tu negocio, seguramente tengas algunas dudas. Por esa razón, en Aosom.es hemos elaborado una guía de compra que responderá a todas tus preguntas y te resumirá qué factores debes tener en cuenta a la hora de adquirirlo.

Lo que debes saber antes de adquirir un toldo de fachada

Antes de elegir un toldo de pared, lo primero es tomar las medidas del espacio que deseas que abarque. También es importante que tengas en cuenta si, durante el invierno, prefieres quitarlo y guardarlo. Y, por último, piensa si deseas que sea eléctrico o manual.

oldo Manual Retráctil Automático con Manivela Mando a Distancia

Toldo eléctrico

  • Posee ambas opciones de apertura y cierre, tanto manual como automática mediante mando a distancia. Si deseas que tu casa sea inteligente, este es el tipo de toldo más adecuado.
  • En algunos modelos, los brazos poseen luces led, que también puedes controlar con el mando a distancia. De esta manera, puedes crear ambientes agradables nocturnos en la terraza o en el balcón.
  • Es muy cómodo para todos, especialmente para personas mayores o con limitaciones de movilidad.
  • Es más fácil de desplegar, al solo tener que accionar un botón.

Toldo Manual Plegable de Aluminio de 400x250cm con Manivela para Patio Balcón Jardín y Terraza

Toldo manual

  • Dispone de una manivela o una cuerda para desplegarlo o replegarlo.
  • Es enrollable y de brazos retráctiles. Además, algunos modelos permiten el ajuste del ángulo según tus necesidades.
  • En la estructura, predomina el aluminio para que sea ligero.
  • No ocasiona gastos por consumo eléctrico.

Toldo Manual Balcón Patio 2x1.5m Toldo Portátil Plegable de Aluminio con Manivela Altura Ajustable

Toldo desmontable

  • Es ideal para utilizarlo en balcones, patios o terrazas.
  • Posee, generalmente, patas telescópicas que puedes regular en altura y se fijan en el suelo y en el techo mediante ventosas.
  • Se abre y se cierra mediante manivela.
  • Su estructura suele ser ligera, habitualmente de aluminio, para que lo puedas montar y recoger sin esfuerzo.

Ver todos los modelos >

El modelo que mejor se adapta a tus necesidades

Si tienes claros los factores que van a determinar tu decisión y los requisitos que necesitas que cumpla, es fácil decidir cuál es el toldo retráctil que más te conviene. Te proponemos algunos ejemplos.

⭐ La mejor relación calidad-precio

Outsunny Toldo manual de 400×250 cm

  • Es un toldo manual para balcones, terrazas, porches o patios.
  • La tela es de poliéster con un gramaje de 280 gramos por metro cuadrado y un revestimiento de poliuretano para impermeabilizarlo. Posee un acabado en forma de ondas y es resistente al agua y a los rayos ultravioleta.
  • Se desmonta con facilidad por si deseas guardarlo en invierno.
  • La estructura está fabricada en acero y aluminio y tiene un acabado en pintura polvo blanco para una mayor resistencia a la intemperie.

⭐ El más vendido

Outsunny Toldo manual de 295×250 cm

  • Es un toldo para balcón, terraza o patio que se desmonta con facilidad.
  • El tejido es de poliéster impermeable, resistente al agua, y filtra hasta el 90 % de las radiaciones solares nocivas. Se presenta en franjas verdes y blancas.
  • Su estructura es sólida y sus brazos son de aluminio.
  • El mecanismo de apertura y cierre se acciona con una manivela. Se regula hasta 45º.

⭐ El más barato

Outsunny Toldo manual de 120×70 cm

  • Se trata de un toldo de pared con un tejido de poliéster de 280 gramos por metro cuadrado, de color beige.
  • Es ideal para proporcionar sombra y privacidad en ventanas y puertas de balcones.
  • La estructura y los brazos son de aluminio con acabado en blanco.
  • El mecanismo para enrollarlo y desenrollarlo es mediante cuerda.

 

¿Por qué comprar un toldo de fachada?

Los toldos te permiten solucionar grandes problemas de una forma sencilla y económica. Sus beneficios, más allá de proporcionar sombra a un espacio, son numerosos. Te describimos algunos de ellos:

  • Permiten que seas tú quien regule la cantidad de luz que entra en casa.
  • En un patio o en una terraza, te proporcionan un espacio más fresco para disfrutar al aire libre en verano y protegido del sol.
  • Contribuyen a que reduzcas tu consumo energético tanto en invierno como en verano. En verano, al desplegarlos, evitas que el sol caliente tu casa, y en invierno, al replegarlo, consigues el efecto contrario.
  • Proteges cortinas y muebles de los efectos del sol directo.
  • Aportan estilo a tu casa.
  • Incrementan el nivel de intimidad en tu hogar, ya que evitan las miradas indiscretas.
  • Puedes regular la temperatura interior de tu casa en verano de manera más eficaz al protegerla del sol directo.

 
 

FAQ

Muchos tienen un recubrimiento PU que los impermeabiliza. Sin embargo, para alargar la vida útil del toldo conviene replegarlos cuando llueve, especialmente si tienen poca inclinación.

Sí, puedes plegarlo si llueve mucho. Eso sí, es recomendable que lo abras lo antes posible para que se seque correctamente y se mantenga en buen estado.

Depende de la calidad del tejido, de su gramaje y de los tratamientos a los que ha sido sometido. Por ejemplo, en muchos de nuestros modelos el gramaje es de 280 gramos por metro cuadrado. Eso hace que el tejido sea muy grueso. Además, pueden tener tratamientos de impermeabilización y protectores para las radiaciones ultravioleta, con lo cual el sol no los deteriora y son duraderos.

Aunque se fabrican cumpliendo la normativa de resistencia al viento UNE EN 13561, te aconsejamos que lo repliegues, incluso si la velocidad del aire es moderada. Lo que estropea los toldos no es tanto la fuerza del viento continua como sus rachas. Lo mejor, por tanto, es recogerlo.

 

Mantenimiento de tu toldo de fachada

Un buen mantenimiento incrementa la vida útil del toldo y de la estructura. Te damos algunos consejos generales, pero lo mejor es que sigas todas las instrucciones al respecto que proporciona el fabricante según el modelo:

  • Periódicamente, comprueba el estado de la estructura y que esta continúe firme, estable y sólida.
  • Limpia con regularidad el tejido. Para eso, no utilices detergentes abrasivos. Generalmente, los fabricantes recomiendan pasar una esponja húmeda por toda la superficie.
  • Si tu toldo tiene un grado de inclinación menor a 14º, procura enrollarlo antes de que llueva, ya que se puede encharcar.
  • En el caso de que tu toldo de fachada se haya mojado, espera a que se seque o, si lo enrollas porque sigue lloviendo, airéalo después.

 

Inspírate con los favoritos de nuestros clientes

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *