comedor con decoración de otoño
Blog Hogar

Prepara tu casa para la llegada del otoño

Septiembre es mes de cambios. En los hogares con niños septiembre implica el inicio del colegio, de las extraescolares, la rutina… También es un mes donde los más suertudos después de un agosto de vacaciones se reincorporan al trabajo. Pero más allá de esto, en septiembre nos despedimos del verano para dar la bienvenida al otoño. Lo que en los últimos años se ha popularizado como el veroño. En esta época es curioso incluso ir por la calle, donde puedes encontrarte personas con shorts y sus camisetas de tirantes y los más frioleros que a media tarde o de buena mañana ya se dejan ver con el anorak.

También es un buen momento para empezar a pensar en el cambio de armario y en preparar la casa para la llegada de esta nueva estación. Es por eso, que a continuación te daremos algunos tips para dar la bienvenida al otoño.

5 cosas que no pueden faltar en tu casa

No estamos hablando de poner patas arriba toda la casa en cada cambio de estación, pues, primeramente, no está al alcance de todos ni a nivel económico ni de ganas y tiempo. Estamos hablando de pequeños detalles que pueden transformar por completo tu hogar y notar la calidez que puede transmitirnos el otoño si estamos bien preparados.

1. Alfombras

Uno de los cambios más evidentes es el de la temperatura, sobre todo por las mañanas y noches que ya se empieza a notar. Y una manera de proteger el suelo de nuestra casa, aislarlo del frío y aportarle mayor calidez es con las alfombras. Además, si somos de los que en verano andamos descalzos por casa, es el momento de volver a sacar las zapatillas o unos calcetines.

Las alfombras, aparte, ayudan a retener el calor, por lo que cuando haga más frío y empieces a encender la calefacción también pueden comportarte un pequeño ahorro en calefacción. Y sin olvidar el extra de estilo que añaden a tu decoración.

2. Ropa de cama y textiles

Otra manera de darle un toque otoñal a tu casa es a través de los textiles. Con eso nos referimos a la ropa de cama, cojines, colchas, plaids, etc. Es increíble cómo pueden llegar a cambiar una estancia estos elementos. Cojines apilados, textiles gruesos, acabados de lana o terciopelo son una apuesta asegura para notar el cambio. Y sin olvidar los tonos de los mismos. Apuesta por naranjas, ocres, rojizos, amarillos o marrones. Y si estás pensando en cambiar el sofá o añadir un sillón en tu sala de estar, siempre puedes apostar por un diseño más atrevido en color.

En cuanto a las cortinas, si te gusta no tener siempre las mismas o quieres tener de quita y pon, es el momento de cambiar las semitransparentes de verano por unas más gruesas y opacas. Y es que, las cortinas, más allá de lo meramente decorativo, también son un elemento esencial para retener el calor. Así que, de día, puedes abrirlas para dejar entrar la luz solar, y luego pasarlas para retenerla, además de mantener alejadas las miradas de los curiosos.

3. Chimeneas

Tener una chimenea en casa es sinónimo de calidez y confort. Ya no es solo por el calor que emiten, sino por la sensación de bienestar que transmiten, lo hipnóticas que pueden resultar las llamas y en lo románticas que pueden convertirse las estancias.

Y no solo hablamos de las chimeneas de obra, ya que en la mayoría de los hogares no las hay. Hoy en día disfrutar de una chimenea en el hogar no es cosa de pocos, puesto que, gracias a sus asequibles precios, cualquiera puede hacerse con una chimenea eléctrica o una chimenea de bioetanol. ¿Cuál de ellas te gusta más?

4. Decoraciones con materiales y elementos naturales

Decorar la casa con elementos naturales relacionados con el otoño es ideal para llevar a nuestro hogar la esencia de esta estación. Podemos conseguir este toque distintivo, por ejemplo, con un ramillete de flores secas, frutas de temporada como puedes ser las castañas o las calabazas, elementos decorativos de barro como jarrones, o cestas y decoraciones de madera.

Una decoración muy fácil de hacer y que quedará genial, es la de combinar alguno de estos elementos con velas para hacer un centro para la mesa del comedor o sala de estar.

5. Velas, luces y aromas

Siguiendo el punto anterior, las velas son otro elemento decorativo que puede tomar mucho protagonismo en la preparación de tu casa para la llegada del otoño. Especialmente las velas aromáticas, aceites esenciales, ambientadores e incienso pueden dar un toque distintivo a cualquier estancia.

Aromas como los frutos rojos, naranja, canela o a madera son de los más destacados para darle ese toque tan característico a otoño.

Consejos para la llegada del otoño

Adecuar nuestra casa para el otoño, en parte, también es como una ante sala al invierno. Nos prepara para el frío, para los días más cortos… Y esto lleva implícitas también algunas “tareas” a hacer.

Nos da la sensación que abrir ventanas en otoño y en invierno es desperdiciar la calefacción y que no vale la pena. Pero es muy importante ventilar a diario entre 5 y 10 minutos. Con la ventilación de nuestra casa conseguimos una buena oxigenación, se regula la humedad del ambiente, se eliminan malos olores y partículas suspendidas en el aire y ácaros, y se reduce el riesgo de contaminación y transmisión de virus.

Con el calor del verano los cerramientos de las puertas y ventanas se han podido expandir o desgastar, es por eso que otoño es la estación del año perfecta para asegurarnos del buen aislamiento de nuestras puertas y ventanas. Bajar las persianas por completo por la noche también contribuirá a reforzar el aislamiento de nuestras ventanas.

Antes de que llegue el frío tenemos que revisar que la caldera funciones correctamente. También es el momento de purgar los radiadores, ya que el aire que se acumula en su interior reduce el rendimiento de nuestra calefacción y que el calor no se distribuya de forma uniforme. Un indicativo de que tus radiadores necesitan una purga es cuando enciendas la calefacción y aun así notas que el radiador no está lo suficientemente caliente como debería, en zonas está más caliente que en otras o directamente está frío.

Si tienes chimenea en casa también es el momento de ponerla a punto para cuando llegue el frío. Una buena limpieza de la chimenea es ideal para deshacernos de la acumulación de hollín y otras partículas. Y cerciorarnos de que el protector para la chimenea esté en perfectas condiciones, ya que es importante para protegernos de las chispas, pero sobre todo como barrera para hogares con niños o mascotas, para disuadirlos de que puedan acercarse a la chimenea y quemarse.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *