parej bañando a su perro en una piscina
Guías de compra Mascotas

¿Cómo elegir una piscina para perros?

Si tienes un perro y quieres darle la mejor vida posible, seguro que ya has pensado en invertir en una piscina para perros. Existen varios modelos de este producto, por lo que en Aosom.es hemos reunido las distintas opciones en esta guía de compra, para que puedas elegir la piscina para perros que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Lo que debes saber antes de comprar una piscina para perros

Antes de elegir tu piscina para perros, debes tener en cuenta no sólo por qué quieres comprar este producto, sino también qué funcionalidad quieres que tenga. Es importante definir si la finalidad de la piscina para perros que elijas es bañar a tus amigos de cuatro patas, limpiarlos, servir de arenero o como lugar de entretenimiento, por ejemplo, como piscina de bolas.


A continuación, comparamos algunas características importantes que te permitirán tomar una decisión más acertada sobre la piscina para perros que más te conviene:

Las piscinas se construyen en su mayoría con PVC, sin embargo, dependiendo del tamaño de tus mascotas, hay piscinas más resistentes que otras. Tienes la opción de elegir piscinas para perros cuyos bordes estén compuestos por tablas de madera de alta resistencia, lo que hace que el producto sea significativamente más firme, y de optar por una piscina antideslizante, lo que es ventajoso para la seguridad de tu perro.

Las piscinas plegables para perros son un plus, ya que tienes la posibilidad de retirarla en los momentos menos propicios para su uso, con el fin de recuperar el espacio que ocupa. Al comprar una piscina plegable para perros, también te resultará más fácil instalarla, transportarla y guardarla.

El uso que se le dé a la piscina para perros influirá en la carga máxima que requerirá. Así que esta es otra característica a tener en cuenta, para la que hay varias opciones, guiándose por el peso de tu perro.

También es importante adaptar la piscina al tamaño del perro. En este sentido, hay piscinas para perros grandes y piscinas para perros pequeños. Mide el largo desde la nariz hasta la pata trasera de tu perro y busca una piscina cuyo diámetro sea mayor a esa medida.

Ver todos los modelos >

 

La piscina para perros que mejor se adapta a tus necesidades

Ahora que ya sabes las diferentes características de las piscinas para mascotas te será más fácil encontrar el modelo que mejor se adapte a tus necesidades. ¡Mira algunos ejemplos!

⭐ La piscina con mejor relación calidad-precio

PawHut Piscina Plegable para Perros Bañera Portátil para Mascotas Ø120×30 cm Azul

  • Fabricado en PVC y tableros de madera.
  • No requiere hinchado, incorpora tapón de drenaje.
  • Diseño simple y multifuncional.
  • Medidas totales: Ø120×30 cm.
  • Apto para perros de hasta 65 kg.

⭐ La piscina para mascotas más vendida

PawHut Piscina Plegable para Perros Bañera Portátil para Mascotas Ø140×30 cm Rojo

  • Fabricado en PVC y piezas de madera.
  • Borde superior reforzado para mayor durabilidad.
  • No requiere hinchado, incorpora tapón de drenaje. 
  • Forro antideslizante.
  • Medidas totales: Ø140×30 cm.
  • Apto para perros de más de 65 kg o 2-3 perros.

⭐ La piscina para perros más económica

PawHut Splash Pad Aspersor de Juegos de Agua con Rociador para Perros Ø150 cm Azul

  • Hecho de PVC.
  • Cuenta con chorros de agua para mayor diversión.
  • Medidas totales: Ø150 cm, 0,55 cm de espesor.
  • Adecuado para perros de todos los tamaños.

 

¿Por qué comprar una piscina para perros?

Son múltiples los motivos que te pueden haber llevado a querer comprar una piscina para tu mascota. Pero el principal motivo, en la mayoría de los casos, es el refrescar a tus mascotas en los momentos en los que el calor se sienta con más intensidad.

En verano, las mascotas, al igual que las personas, sufren el calor, por eso las piscinas son indispensables en esta época. Con la compra de este producto, los perros tienen la oportunidad de divertirse mientras se refrescan y bañan. Fabricadas en su mayoría en resistente PVC, estas piscinas para perros se pueden instalar en cuestión de segundos. Al mismo tiempo, son plegables, por lo que se pueden llevar a cualquier parte con gran facilidad.

Además de servir como zona de refrigerio en épocas más cálidas, estas piscinas también se pueden utilizar para la limpieza de animales en cualquier época del año.

 

FAQ

La característica principal a tener en cuenta para elegir el modelo de piscina más adecuado para tu perro es el tamaño. En el catálogo de Aosom.es, puedes encontrar piscinas pequeñas y grandes, para que puedas encontrar la que mejor se adapta a tus necesidades. Para ver el tamaño ideal de tu perro, mide el largo desde la nariz hasta la pata trasera y busca una piscina cuyo diámetro sea mayor a esa medida.

La instalación es muy sencilla, basta con desplegarla y llenarla de agua y, en cuestión de minutos, tus mascotas podrán disfrutar, jugar y refrescarse en su interior.

Debido a que nuestros modelos de piscinas para mascotas son plegables y flexibles, cuando no vayas a usar tu piscina, esta apenas ocupará espacio y la podrás llevar a cualquier parte. Una vez montada, y aún sin contenido en su interior, estas piscinas se mueven en el espacio con mucha facilidad, ya que no son pesadas en sí mismas.

Todos los perros tienen derecho a refrescarse cuando hace calor, por eso disponemos de piscinas para todos los tamaños. Siempre puedes optar por comprar una piscina más baja con chorros si te sientes más cómodo. Sin embargo, las piscinas normales responderán a las necesidades de tu perro, tan solo tienes que ajustar la cantidad de agua a su tamaño. La supervisión del propietario también es esencial para que todo funcione de la mejor manera posible.

 

Mantenimiento de una piscina para mascotas

Para que la piscina de tu perro dure varios años, debe tener un mantenimiento adecuado. Recuerda que puedes encontrar consejos de mantenimiento específicos del fabricante para cada modelo, en el manual de instrucciones correspondiente.

  • La piscina para perros debe instalarse sobre una superficie lisa y plana. El sitio de instalación debe estar libre de objetos punzantes o piedras, no solo para no dañar la base, sino también para evitar lastimar las patas de los perros.
  • Llena de agua la piscina y, si la hay, comprueba que la tapa negra de la válvula de desagüe, que está en una de las paredes laterales, esté cerrada. Para vaciar la piscina, se debe quitar el tapón.
  • Entrena a tu mascota para evitar que destruya tu escalera o rampa, evita que muerda o arañe el producto.
  • La piscina para perros solo se puede utilizar bajo la supervisión de un adulto, para que no haya incidencias ni daños en el material. Guarda la piscina cuando esté seca, y después de haberla limpiado muy bien previamente. Esto evitará que se propaguen bacterias u hongos en el material.
  • Al mismo tiempo, deberás respetar el peso máximo indicado en el manual de instrucciones de cada una de las piscinas, evitando superarlo en la medida de lo posible.

 

Inspírate con los favoritos de nuestros clientes

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *