espíritu navideño y madia de navidad
Blog Hogar Hogar

Ideas para recuperar el espíritu navideño

¡Ya estamos a una semana de navidad! Si eres de los más previsores, seguro que ya lo tienes todo a punto, la casa completamente decorada y todos los regalitos comprados. Pero puede ser que, por varias circunstancias, no tengas el mismo ánimo que otros años. A lo mejor, lo atribuyes a la pandemia, a que en casa todos sois adultos, al trabajo o simplemente porque con el paso del tiempo has perdido la ilusión por la navidad. Independientemente del motivo, en este post queremos darte algunas ideas para volver a disfrutar de la magia de la Navidad y el espíritu navideño.

Pasea por alguna feria o mercadillo de Navidad

Infórmate previamente si hace falta para no ir a un sitio con muchas aglomeraciones. Pero seguramente que, en tu mismo pueblo o ciudad, o cerca de donde vives en estas fechas hay alguna feria o mercado navideño. Normalmente, están llenas de paraditas con decoraciones, paradas artesanales, regalos originales, etc. Posiblemente de fondo incluso se escuchen villancicos. Es una forma ideal para que el espíritu navideño intente apoderarse de ti.

Foto de Humphrey Muleba en Pexels

Disfruta de la familia sin distracciones

La Navidad es una época muy especial para disfrutar en familia. No hay nada mejor que estar con los nuestros, compartir momentos, escucharnos y disfrutar estando en compañía. Aprovechando la propuesta anterior, puedes animarte a ir con ellos de mercadillo navideño. Seguro que hay alguna parada con dulces navideños o de chocolate caliente para combatir el frío de esta época.

Tampoco hace falta salir fuera para estar con ellos, cualquier ocasión será buena para estar juntos. Una comida (no solo las de las fechas señaladas), mirar una película juntos, jugar a juegos de mesa o hacer una manualidad. Dicen que el móvil nos acerca a los que tenemos lejos y nos aleja de los cercanos, así que intenta olvidar un poco el teléfono y disfrutar de las actividades y de la compañía sin distracciones.

Ojalá pudiésemos meter el espíritu de la Navidad en jarros y abrir uno cada mes del año

Harlan Miller

No compres de forma compulsiva

A veces, la misma sensación de tener la obligación de comprar, nos hace aborrecer las fiestas. No es lo mismo hacer un regalo porque nos hace ilusión, que tener el deber de comprar casi por imposición X cantidad de regalos a X personas. Aprovecha estas fiestas para regalar con el corazón, pensando en la otra persona, en lo que le gusta, en lo que le pueda hacer ilusión.

No es de extrañar, y en parte tiene su lógica, que la mayoría de veces pensemos en qué necesita e incluso que se lo preguntemos, ¿pero realmente le hará la misma ilusión que si fuese un regalo sorpresa? Y es aquí donde ya no estamos reforzando solo nuestra ilusión por la magia de la Navidad sino también la de nuestro alrededor. Sobre todo, si son adultos, pues ya sabemos que los niños, en menor o mayor medida, todos viven de una forma especial estas fechas.

Decora y haz manualidades

Estamos dando por sentado que ya tienes el árbol puesto y la casa decorada. Pero si no es así ¡Aún estás a tiempo! Y no creas que es algo complicado. Es más, en nuestro post Los 4 imprescindibles para decorar tu hogar esta Navidad, verás que es realmente fácil.

También puedes animarte a hacer alguna manualidad de navidad, las hay de muy sencillas y con las que realmente obtienes resultados realmente bonitos que luego puedes usar como decoraciones. Un ejemplo, podrían ser estos árboles tan bonitos que se hacen con una base de papel o cartulina, cordón y cola blanca. Les puedes añadir algunas decoraciones extra si quieres.

Foto de cottonbro en Pexels

Muéstrate solidario

Las vísperas de estas fiestas también son un bueno momento para mostrar nuestro lado más solidario. Seguro que, si haces un repaso a lo que tienes en casa o en los propios regalos de tus hijos, verás juguetes con muy poco uso como nuevos. O un suéter que te compraste hace un par de años que no te has puesto apenas porque no te gusta cómo te queda. ¿Y si le das una segunda oportunidad a lo que no utilizas?

Seguro que hay alguna entidad donde vives que recogen juguetes, ropa y demás, para los más necesitados. Gente que tal vez es más cercana de lo que crees, y que no está pasando un buen momento. Niños que necesitan que algún Papa Noel o Rey Mago piense en ellos para que puedan tener regalos. Al final, es dar para recibir. Pues recibir no es algo solo material, sino la satisfacción de formar parte de este espíritu, de la magia, de creer que en el mundo aún existen buenas personas y con buenas intenciones; como tú 😉

Mira películas de Navidad y escucha villancicos

Hay quién miraría películas de Navidad todo el año. Si por general, casi todas las películas acaban bien, las de Navidad podríamos casi asegurar que acaban bien absolutamente todas.  Y es que, si algo indiscutible tiene la Navidad es que propicia la solidaridad, el perdón, el buen entendimiento, la unión y demás. Entonces no es de extrañar que las películas, independientemente del género, tengan un final feliz.

Y si no eres de películas, o como un más a más, puedes escuchar villancicos o canciones navideñas, incluso ponerte vídeos que en YouTube hay un montón. Los villancicos tienen la magia de transportarnos en el tiempo. De hacernos recordar cuando éramos pequeños o cuando nos los enseñaron en casa o en clase. La nostalgia de fiestas pasadas también puede ayudarnos a conectar con las actuales.

Respeta las decisiones de los demás

Aunque las celebraciones de Navidad son una de las mejores propuestas para impregnarte de espíritu navideño y disfrutar de los tuyos, no podemos acabar sin pensar en la otra cara de la moneda.

Puede ser, que algún amigo o familiar no quiera participar de estos actos y es muy lícito. En estos casos es importante empatizar con la persona e intentar entenderla, o al menos, respetar su opinión.

En esta situación te recomendamos escuchar sus motivos (si los quiere dar), nunca transmitir la sensación de obligación, sino decirle que tiene las puertas abiertas para ir y que se le estará esperando. Ofrécele compañía o ayuda en caso de suponer que su ausencia es motivo de desánimo o timidez.

Foto de Nicole Michalou en Pexels

Involúcrate en las preparaciones

A veces podemos tener la sensación de no pertenecer en algún lugar. O que nuestra presencia es menos importante que otra. Estas sensaciones nada agradables pueden ser algunos de los motivos que impiden que disfrutes de estas fechas. Y tal vez es por algo tan sencillo como no ser partícipe de la preparación de la fiesta.

No es lo mismo ayudar a preparar la mesa de Navidad y la comida, que llegar a la casa de tu familiar cuando ya está todo preparado. O tampoco es igual que te encargues tú de la compra de los regalos a que te limites a pagarlos y que otra persona lo haga por ti. Es lo que decíamos antes, no comprar por comprar, sino con la ilusión de hacerlo y pensando en el destinatario.


Ahora ya tienes algunas ideas para recuperar la ilusión y las ganas por la Navidad. ¿Vas a llevar a cabo alguna? Por nuestra parte, solo nos queda desearte felices fiestas, y no tenemos mejor manera de hacerlo que con este vídeo:

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *