vehículos infantiles
Guías de compra Juguetes y Aficiones

¿Cómo elegir vehículos infantiles?

¿Estás mirando vehículos infantiles para tu hijo, pero no tienes claro cuál es la mejor alternativa? En Aosom.es hemos preparado esta guía de compra que te facilitará el camino. Vas a conocer los principales atributos de nuestros modelos y algunas pautas útiles para decidir correctamente cuál es el más adecuado.

Lo que necesitas saber antes de comprar vehículos infantiles

Los vehículos para niños son una tendencia consolidada en el sector juguetero, por lo que puedes encontrar gran variedad. Esto te obliga a considerar diferentes aspectos antes de decidirte. Descubre qué características tienen las categorías disponibles antes de elegir.

Coches eléctricos para niños

  • Muchos reproducen modelos reales que usan los adultos.
  • Suelen ser aptos para niños mayores de tres años.
  • Incluyen cinturón de seguridad.
  • Se conducen de forma intuitiva, con pedales y botones para las marchas.
  • Hacen que el niño imite a sus referentes paternos y se sienta un conductor.
  • Hay modelos que se conducen por control remoto.
  • Llevan luces y música.
  • Funcionan con batería.

Motos eléctricas para niños

  • Existen réplicas de motos reales y diseños de fantasía.
  • Son para niños mayores de tres años, aunque requieren un desarrollo algo superior que los coches.
  • Favorecen la coordinación y la autonomía infantiles.
  • Proporcionan una sensación de conducción real, con botón de avance en el manillar.
  • Hacen que los niños se sientan pilotos.
  • Funcionan con batería.
  • Hay modelos con ruedas de apoyo, extraíbles, para mejorar el equilibrio.
  • Incluyen luces y sonido.

Karts a pedales

  • Combinan diversión y deporte.
  • Hay modelos disponibles para niños a partir de 2 años, e incluso para adolescentes y adultos.
  • Favorecen la coordinación y la capacidad motora de los niños.
  • Invitan a la actividad infantil mientras disfrutan de sus desplazamientos.
  • Funcionan mediante pedaleo.

Ver todos los modelos >

El modelo que mejor se adapta a tus necesidades

Ahora que ya sabes qué vehículos para niños tienes a tu disposición, así como sus principales rasgos, combina esa información con tus necesidades para tener tus referencias de compra perfectamente claras. Estos son algunos ejemplos que considerar.

⭐ Los vehículos infantiles con mejor relación calidad-precio

HOMCOM Coche eléctrico para niño Mercedes Benz GLA

  • Réplica del modelo real.
  • Mucha seguridad, con cinturón de 3 puntos y control remoto parental.
  • Tiempo de carga: entre 8 y 12 horas
  • Peso máximo soportado: 30 kilos.
  • Dimensiones: 100 x 58 x 46 cm.

⭐ Los vehículos infantiles más vendidos

HOMCOM Moto eléctrica infantil con ruedas de apoyo

  • Color rojo intenso, adornos negros.
  • Efectos de luz y música.
  • Tiempo de carga: de 8 a 12 horas. 45 minutos de autonomía.
  • Peso máximo soportable: 25 kg.
  • Velocidad máxima: 2 km/h.

⭐ Los vehículos infantiles más económicos

HOMCOM Moto triciclo eléctrico con 3 ruedas

  • Versión tipo moto eléctrica, en colores rojo y negro.
  • Velocidad máxima: 3 km/h.
  • Carga completa: entre 8 y 12 horas. 45 minutos de autonomía.
  • Edad de uso recomendada: desde los 18 meses, siempre bajo supervisión adulta.
  • Peso máximo: 25 kg.

 

¿Por qué comprar vehículos infantiles?

Hay muchos buenos motivos para regalar un quad con batería infantil o cualquier otro vehículo eléctrico a los niños, ya sean motos, coches eléctricos o karts. Te presentamos algunos de los argumentos por los que se recomienda este entretenimiento para los menores:

  • Activa el juego al aire libre, en exteriores. Es importante que los niños salgan fuera de casa y jueguen en relación con su entorno.
  • Son artículos ecológicamente sostenibles: funcionan con pedales o baterías, así que no producen emisiones contaminantes.
  • Introducen a los pequeños en el conocimiento y el respeto a las leyes de circulación.
  • Estimulan la autonomía infantil, la relación con el entorno y la coordinación al moverse.
  • Suponen una manera más divertida de ir de paseo.
  • Hacen posible que los niños practiquen juegos de imitación de sus mayores, los cuales les permiten sentirse independientes y emocionalmente reforzados.

 
 

FAQ

Los vehículos infantiles funcionan con una batería eléctrica, la cual debes ir recargando periódicamente en los enchufes de tu casa. Los niños pueden conducirlos de forma parecida a como lo hacemos los mayores, pero a velocidades adaptadas a sus habilidades (3 km/h).

Lo habitual es emplearlos entre los 3 y los 5 años, aunque todo depende del desarrollo intelectual, motor y corporal de los pequeños. De hecho, existen vehículos que pueden utilizarse a partir de los 2 años y niños mayores de 5 que siguen disfrutándolos. Te recomendamos consultar el manual de instrucciones del fabricante y, salvo que haya contraindicaciones, dejar al niño que lo use mientras quiera.

La seguridad es máxima, aunque existen diferencias entre los modelos existentes. En todo caso, un adulto debe supervisar el juego del niño. La mayoría de nuestros coches eléctricos cuentan con mando a control remoto para intervenir a distancia en caso de imprudencia o peligro. Además, incorporan cinturón de seguridad y limitador de velocidad, entre otros atributos. Respecto a las motos, las hay de dos, tres y cuatro ruedas. En los modelos de dos ruedas, algunos tienen también ruedines de apoyo extraíbles.

Ambos son fáciles de utilizar, por lo que suele ser mejor tomar la decisión según los gustos del niño y de los padres. Quizás las motos exigen un mayor desarrollo físico; en los coches el niño va más protegido y suele parecer más fácil su manejo. En la práctica, depende de cada niño.

 

Mantenimiento de vehículos infantiles

Prolongar la vida útil de los coches eléctricos o de las motos eléctricas para niños no es complicado si adoptas una serie de medidas, gracias a las que el juguete funcionará mejor y durante mucho más tiempo:

  • Sigue las instrucciones del fabricante, a rajatabla, al realizar una primera carga de batería.
  • Procura no excederte en los tiempos de carga recomendados por el proveedor.
  • Conviene no agotar la carga completa antes de recargar, pero apura al máximo para que no quede mucha.
  • Efectúa una carga completa, y otras mensuales, si el vehículo va a estar inactivo durante mucho tiempo.
  • Retira las pilas del mando si no se va a usar durante algún tiempo.
  • Guarda el vehículo en un lugar cubierto y protegido.
  • Respeta siempre el peso máximo indicado de los vehículos infantiles eléctricos.

 

Inspírate con los favoritos de nuestros clientes

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *