día mundial del corazón 29 de septiembre
Blog Deportes y Ocio

¿Cuidas lo suficiente tu corazón?

¿Sabías que las enfermedades cardiovasculares son la causa principal de muerte en el mundo? Pero lo más sorprendente no solo es eso, sino que muchas de estas muertes se podrían haber evitado con un estilo de vida más saludable, buena alimentación, con ejercicio físico y diciendo NO al tabaco. Es por eso, que en Aosom.es no podemos dejar pasar esta ocasión para hacer hincapié en la importancia de unos buenos hábitos. Solo depende de ti, y comenzar hoy mismo ¿Empezamos?

Día mundial del Corazón ❤️

Desde el año 2000, cada 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. Y no tiene mayor objetivo que el de concienciar a la sociedad, como en la mayoría de conmemoraciones de temas varios, sobre la importancia de un buen control y prevención de las enfermedades cardiovasculares. Pues los infartos de miocardio, entre otras enfermedades del corazón como la hipertensión, se cobran miles de vidas a diario.  

Podríamos entrar en profundidad y analizar las principales enfermedades que afectan al corazón y porque se caracterizan o están causadas, pero el objetivo de este post es aprender a cómo cuidar a nuestro corazón y conocer los motivos suficientes para desprendernos de la pereza y las excusas y ponernos manos a la obra para mejorar nuestra salud.

¿Qué podemos hacer para cuidar nuestro corazón 💚?

Como decíamos al principio, se podría evitar muchas muertes cardiovasculares con acciones tan “normales” como las que te mostraremos a continuación. Puede parecer una exageración, pero no lo es. Alimentarnos bien, beber con moderación, tener un nivel de actividad física adecuado, no fumar, tener bienestar emocional o no estar expuestos a la contaminación atmosférica, reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, ya que todos son agravantes o desencadenantes de enfermedades del corazón.

Cocina sano y aliméntate bien

Lo habrás oído mil veces, pero es así. Algunas cosas que puedes hacer para conseguir una buena alimentación, pero no las únicas, son: reducir el consumo de bebidas azucaradas, aumentar la ingesta de agua, asegurarte de tener una dieta que incluya fruta y vegetales, limitar o evitar el consumo de comidas precocinadas y el consumo de grasas saturadas. Evitar los fritos también es imprescindible, ya que durante la fritura los alimentos absorben grasa.

En este sentido, las freidoras de aire son ideales para cocinar sin aceite, porque a diferencia de lo que parece por su nombre, su sistema de cocción no es friendo como tal, sino mediante la circulación de aire muy caliente. Podemos obtener unos resultados muy parecidos al horno, pero con el consiguiente ahorro de tiempo y de consumo de energía.

freidora de aire

Controla tu peso y el colesterol

En ningún caso estamos hablando de tema estético, pero no podemos olvidar que la obesidad lleva inherente un gran riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. El mismo riesgo que también conlleva tener unos niveles altos de colesterol. Hay estudios que certifican que personas con niveles de colesterol de 240 en vez de 200, tienen el doble riesgo de sufrir un ataque de corazón. Es por eso que debes reducir las grasas saturadas, y si tienes el colesterol alto puedes bajarlo consumiendo más pescado rico en omega-3, tomar mucha fibra y limitar el consumo de alcohol y sal, entre otros. Ya lo ves, si cocinas sano y te alimentas bien como te decíamos antes, también podrás controlar tu peso y el colesterol.

chica mostrando un donut y una manzana
Foto de Andres Ayrton en Pexels

Limita tu consumo de tabaco y alcohol

Fumar o beber en exceso pueden acarrearnos enfermedades cardiacas o accidentes cerebrovasculares. El consumo excesivo o continuo de alcohol puede derivar en una miocardiopatía dilatada, provocando que el corazón se dilate y disminuya la fuerza de bombeo. En cuanto al tabaco, la sangre se vuele más pegajosa, y mayor tendencia a formar trombos o coágulos, con el consiguiente riesgo de que se obstruyan las arterias coronarias y derive en un ataque al corazón.

El tabaquismo es una de las principales causas de enfermedad cardiovascular (ECV), pero la buena noticia es que en parte sus consecuencias en cuanto a este tema se refieren no son irreversibles. A los 2 años de dejar de fumar el riesgo se ha reducido considerablemente y a los 15 años se considera que el riesgo de tener una enfermedad cardiovascular es el mismo que el de una persona no fumadora. Por no hablar del aumento de la función pulmonar ya en los primeros meses. ¡Así que ya tienes una motivación extra para dejar de fumar hoy mismo!

chico rompiendo un cigarrillo

Haz ejercicio físico a diario

Es recomendable hacer al menos media hora de ejercicio físico moderado al día, o 5 días de actividad más intensa. Y no estamos hablando únicamente de ir al gimnasio, o ejercitarte con máquinas, aunque sea en casa, creando tu propio espacio para entrenar o incluso crearte un pequeño gimnasio en casa. Bailar, salir a dar un paseo, no usar el ascensor y subir por las escaleras, ir andando al colegio o al trabajo son actividades que permiten ejercitarnos sin apenas darnos cuenta.

Eso sí, si queremos obtener “beneficios extras” en nuestra actividad física, tenemos que apostar más por lo primero que por lo segundo. Y dependiendo de cuáles son nuestros objetivos, podres elegir más practicar una disciplina u otra. Si lo que queremos es ganar masa muscular, potencia, tonificar nuestros músculos, podremos optar por hacer pesas y ejercitarnos con una máquina multifuncional o equipo de musculación. Si, por lo contrario, solo queremos mantener nuestro peso saludable o quemar algunas calorías, podremos conseguirlo con una bicicleta estática o cinta de correr, donde también obtendremos mejora de la fuerza muscular y fortaleceremos nuestro corazón y sistema cardiovascular.

chico en un banco de musculación

Cuida de ti y de tu bienestar emocional

Es sabido que el estrés aumenta el riesgo de infarto de miocardio, así como el optimismo lo reduce casi a la mitad. Buenas prácticas como dormir adecuadamente para conseguir un sueño reparador, o emplear métodos de relajación y la meditación nos servirán para mejorar o liberarnos del estrés. El ejercicio físico, que también nos ayuda a relajarnos, es perfecto para deshacernos del estrés a la vez que también mejoramos la concentración, mejoramos nuestro estado de ánimo y también nos ayuda a minimizar los efectos de la depresión, la ansiedad y el insomnio. Así que ya ves que todo va relacionado.

Según la Fundación Española del Corazón, se estima que más de un tercio de la población europea se ve afectada por algún trastorno emocional. En cuanto al estado español, al menos un 10% lo padece. Pero lo peor de todo, es que solo la mitad se considera que está tratada adecuadamente. Y teniendo en cuenta que en casos de depresión se estima que aumenta un 60% el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, esto es bastante desolador.

chica meditando
Foto de Mikhail Nilov en Pexels

El ejercicio debería ser entendido como un tributo al corazón

Gene Tunney

Este artículo es meramente informativo, en Aosom.es no somos expertos ni tenemos la facultad de realizar ningún tipo de diagnóstico. Por eso, aunque nos hemos informado previamente antes de este post, os animamos a compartir con nosotros más consejos, experiencias o aportar más información acerca de este tema. Vuestra opinión nos importa y vuestra experiencia puede servir de referencia para otros usuarios.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *