black friday

LOS MÁS VENDIDOS

¿Cómo plantar y cultivar todo el año?

Los Invernaderos de Aosom.es son la respuesta

 

Invierno es sinónimo de frío, heladas, días lluviosos, más frío, y más frío, y más heladas, y días que a las 5 de la tarde oscurece o ya es oscuro. Salimos del trabajo o de ir a buscar a los niños al colegio y el tiempo no nos da casi ni tregua. Si somos de los que en verano u otras estaciones nos gusta cultivar y cuidar nuestras plantitas, o nos hemos pasado a la agricultura ecológica y tenemos nuestro propio huerto, cuando llegan los primeros fríos y se acerca el invierno, la cosa ya cambia o desaparece por completo. Pues una temperatura muy baja puede echar al traste toda nuestra cosecha. Aquí en España, cómo en otros muchos puntos del planeta, no tenemos un clima suave todo el año y los inviernos pueden llegar a ser muy fríos. Si no quieres que las inclemencias del tiempo ni las bajas temperaturas te fastidien tus plantas, cultivos o huerto, en Aosom.es tenemos lo que necesitas. ¡Un invernadero! Igual pensabas que los invernaderos era solo cosa de grandes agricultores, pero no es verdad. A continuación, vamos a mostrarte distintos tipos de invernaderos para que encuentres el que mejor se adapte a tu espacio y necesidades. ¿Te animas?

 

 

A grandes males, grandes remedios

No hay mejor manera de describir los invernaderos de gran formato que esta frase. Pues en parte está en lo cierto. Grandes males como las heladas y el frío se solucionan con grandes invernaderos para tener en tu terreno, terraza o jardín. Tenemos invernaderos de hasta 8 metros de largo, 3 metros de ancho y 2 de altura máxima. Como puedes imaginar esta es la solución más potente si quieres tener tu huerto los 365 días del año.  Son productos hechos de material de calidad, robustos y resistentes. Hechos con estructuras de acero galvanizado y tela de polietileno impermeable. Disponen de grandes entradas desplegables, la mayoría con cremallera para su fácil acceso y a la vez protección una vez cerrados. Disponen de ventanas laterales, muchas con mosquitera para facilitar la ventilación del espacio interior. Evidentemente estos invernaderos están pensados para trabajar y cuidar nuestras plantas libremente des del interior. ¡Si hay algunos que pueden ser como el comedor de tu casa!

 

Para entrar de pie, pero en pequeño formato

Siguiendo el estilo de los anteriores, también puede encontrar en el mercado, y en Aosom.es, invernaderos de tamaños mucho más reducidos, pero siguiendo en la línea de altura suficiente para caber de pie. En este formato puedes encontrar también invernaderos de pared, con características similares a los anteriores, pero mucho más compactos. Estructuras robustas y resistentes, puertas enrollables, ventanas con mosquiteras y más. Una propiedad que tienen, junto a los de gran formato (y que no habíamos dicho antes) es la longitud de la tela impermeable. La tela impermeable de los invernaderos suele ser unos 10-20cm más larga que su altura, ¿por qué son más largas las telas que las estructuras de los invernaderos? pues no, no es un error de fabricación. Nuestros invernaderos están diseñados pensando hasta el último detalle, y del mismo modo que siempre buscamos los mejores materiales, diseños atractivos, precios económicos... buscamos muebles y accesorios funcionales. Y los 10-20cm extra sirven para impermeabilizar aún más tu invernadero dando incluso la posibilidad de enterrar esta parte. Otra característica de algunos de estos invernaderos, de las más interesantes a nuestro parecer es ¡que hay invernaderos con estantes! ¿Sabes lo que eso supone? que en un espacio reducido multiplicamos la superficie útil a distintos niveles para aprovechar al máximo nuestro espacio. Además de que lucen preciosos.

 

Los hermanos pequeños de los demás

Si eres un enamorado de la forma clásica de los invernaderos, pero no necesitas uno tan grande o no tienes suficiente espacio para ello, te proponemos los invernaderos en formato más reducido. Aunque dentro de esta gama puedes encontrar invernaderos de distintas medidas. Una de las principales diferencias es la altura, pues ya no estamos hablando de unos invernaderos en los que podemos entrar de pie, sino que alcanzan aproximadamente un máximo de 80-100cm. En consecuencia y como es lógico tampoco tienen un ancho muy considerable pues la idea es que manipulamos todas las plantas, cultivos, hortalizas, frutas o lo que sea que tengamos plantado desde fuera. Aunque nadie nos impide acceder agachados o incluso de rodillas. Si te gusta estar cerca de tus plantas y vas a arrodillarte para plantarlas o recoger las lechugas, tenemos unos accesorios de jardinería fantásticos, los taburetes reclinatorios.

 

Han venido para quedarse

Aunque estamos acostumbrados a que nos hablen de invernaderos y que nos vengan a la cabeza todos los invernaderos que hemos estado viendo hasta ahora, en más o menos tamaño, de distinto color (no hemos dicho que no sólo están en el típico color verde, sino que también puedes encontrar algunos modelos en blanco y transparente), etc. no todos son de polietileno. En Aosom.es también tenemos invernaderos de policarbonato, estos estarían dentro de la gama de pequeño-medio formato y son muy interesantes. Están diseñados para manipular desde fuera pues accedemos a ellos mediante techos abatibles y ajustables. Ideales también para una óptima ventilación. Aparentemente transmiten una sensación de máxima resistencia y seguridad. Y la realidad n o es diferente. Están hechos en aleación de aluminio y herrajes resistentes a la corrosión. Una alternativa a los invernaderos tradicionales muy llamativa e igual de práctica y eficiente. ¿Por cuál te vas a decidir tú?

  

 

Ahora que ya sabes las características principales de los invernaderos seguro que te será más fácil escoger el que mejor se adapte a tus necesidades. Piensa si quieres un invernadero grande en el que moverte por dentro libremente de pie o uno de formato pequeño para proteger tus plantas. Si quieres uno original en un rincón de tu terraza, no olvides que hay uno de los modelos en Policarbonato que mide casi dos metros de largo y 51cm de ancho y alto que puede ser tu rincón favorito en invierno. Sea cual sea tu elección, tendrás un recinto cerrado e ideal para proteger tus plantas, cultivos, etc. del frío intenso, viento, heladas, etc. y eso es lo fundamental y más importante.

No podemos olvidar que todos estos invernaderos están fabricados pensando en unas condiciones normales de clima, pensando evidentemente en los fríos y heladas de invierno, pero en ningún caso la garantía de estos productos cubrirá los daños derivados de un uso indebido de los invernaderos, ni de la exposición de estos a unas condiciones meteorológicas adversas, ni exposición a una sobre exposición de calor. Tampoco cubrirá problemas derivados de una colocación, instalación y montajes inadecuados, así como tampoco un abuso físico y químico o daños producidos por un cuidado y mantenimiento inadecuados.

SUSCRÍBETE Y RECIBE OFERTAS Y NOVEDADES