Nuestros Cubreradiadores son decorativos y funcionales

Aunque sobre todo en invierno nos alegramos muchísimo de su presencia, los radiadores a veces resultan un poco antiestéticos. Es por eso, que la instalación de un cubreradiador es una opción ideal para disimular su presencia. Aunque las funciones de este tipo de muebles no solo se limitan a ocultar nuestro sistema de calefacción. Un cubrerradiador nos protege frente al riesgo de sufrir quemaduras, por lo tanto, muy interesante en casas con niños pequeños. También nos proporcionan una repisa dónde poder colocar objetos personales o decorativos (no te olvides de que deben de resistir al calor).

SUSCRÍBETE Y RECIBE OFERTAS Y NOVEDADES