Halloween

LOS MÁS VENDIDOS

Los mejores vehículos infantiles eléctricos están en Aosom.es

Si en casa tienes un pequeño amante del volante seguro que en más de una ocasión ha incluido en su carta de Navidad un coche que funcione de verdad.  Hace unos años atrás quizá era algo que ni se te pasaba por la cabeza regalarle a tu hijo o hija, porque pensabas que no se iba a entretener. ¡Nada más alejado de la realidad! Hoy en día las cosas han cambiado mucho y lo mismo ha sucedido en el ámbito de los juguetes. Sencillamente, los coches eléctricos para niños han llegado al mercado para quedarse. Este tipo de coches eléctricos infantiles pertenecen al grupo de los juguetes de imitación, pues dadas sus características, los niños y niñas que los conducen están imitando a los adultos y a la vez desarrollan diferentes habilidades cognitivas y sociales. Por ejemplo, aprenden mediante el juego normas viales básicas. Además, en el mercado actual existen modelos para todos los gustos y para diferentes bolsillos, por lo que encontrar un modelo que encaje tanto con las demandas de grandes como con las demandas de pequeños, no es algo tan difícil de conseguir.

 Si bien es cierto que estos coches de batería dejan con la boca abierta a los más peques, no pienses que deja indiferentes a los adultos. A los papás y mamás también les encantarán este tipo de juguetes de imitación porque verán cómo sus pequeños aprenden a desenvolverse en el entorno (en este caso concreto mediante pautas básicas de educación vial), y también porque los niños y niñas estarán deseando dar paseos en familia y no se quejarán por tener que subirse a un cochecito de paseo para bebés convencional.

Por todos estos motivos podemos afirmar que sencillamente, los coches eléctricos para niños han llegado al mercado para quedarse. No es de extrañar con lo comentado hasta ahora que cada día ganen más adeptos.

En el mercado encontrarás modelos muy variados con los que satisfacer las necesidades de grandes y de pequeños. En Aosom encontrarás modelos con licencia de las mejores marcas, tales como BMW, MERCEDES, AUDI, BENTLY y también modelos de marca blanca para que puedas escoger el modelo que se ajuste tanto a tus gustos como a tus necesidades y presupuesto. No olvides suscribirte a nuestra Newsletter si no quieres perderte de ninguno de los cupones con descuentos extra que publicamos periódicamente y de todas nuestras ofertas.

Si necesitas una orientación rápida para elegir el coche a batería o la moto eléctrica infantil ideal para tus hijos o conocidos, puedes leer nuestro post "Elige el vehículo eléctrico infantil perfecto."

¿Qué son los Coches de Batería?

 Los "coches de batería" para niños son vehículos eléctricos que replican los coches reales de los adultos. En el mercado podrás encontrar tanto coches eléctricos con licencia de marca (BMW, MERCEDES, AUDI, BENTLY, etc.) como coches eléctricos de marca blanca.

Existen coches con diferentes voltajes de batería, no obstante las baterías de coches eléctricos para niños más comunes son las de 12V, 7AH y las de 6V, 7AH. Normalmente tienen una autonomía que va de los 45 minutos a la hora de uso.  Mientras que los motores son de 6V 35W y muchos incorporan dos motores. Suelen alcanzar una velocidad entre los 3km/h y 5km/h. Otra de sus características principales es que muchos de estos coches a batería vienen con un mando a distancia. Esto resulta muy cómodo para que los adultos puedan dirigir el vehículo en situaciones que no sea posible o seguro que lo conduzcan los niños por ellos mismos. De todos modos, cuando se utiliza un coche eléctrico infantil se debe tener muy presente que solo se puede utilizar en vías aptas para ellos, es decir paseos amplios, terrazas o jardines de casa, parques, etc. Fíjate siempre, antes de empezar a conducir por la calle que el lugar sea apropiado para estos vehículos. Bajo ningún concepto deben utilizarse en carreteras o calzadas por el riesgo que ello comportaría para la seguridad del niño. Recuerda consultar la normativa de tu localidad.

Los coches de batería infantiles poseen luces y sonidos que funcionan de verdad. Algunos modelos incluso llevan radio o reproductor MP3. Sus comandos suelen ir en el volante y, por su puesto, también llevan bocina. Dependiendo del modelo de coche eléctrico de juguete, podrás encontrar coches biplaza. ¡Así los niños irán en pareja y se divertirán el doble! Y muchos de ellos tienen puertas abatibles de verdad, por lo que los peques podrán subir y bajar por su propio pie.

Muchos de estos coches de batería, además de las ruedas que mueven el vehículo cuando se está utilizando con la batería, llevan ruedas auxiliares y asa integradas para que un adulto pueda transportarlo fácilmente. Así, se da un paseo tan largo que agota la batería por completo, será fácil llevarlo de vuelta a casa. Lo mismo ocurre dentro de casa para limpiar, resulta muy sencillo moverlo de una habitación a otra.

Sobre todo, en el caso de coches para niños muy pequeños, busca uno que incluya cinturón de seguridad. Es importante por varias razones, la primera por seguridad ya que ayudará a que el niño permanezca sentado en el asiento y no se ponga de pie en él mientras el coche de batería esté en marcha. En segundo lugar, aprenderá normas viales mientras juega, como por ejemplo: el hecho de ponerse el cinturón cuando viaja en coche. Así, cuando vayáis en el coche familiar, seguramente lo comparará con el suyo de juguete y sabrá que no debe quitarse el cinturón mientras viaja.

¿Qué son las Motos de Batería?

Las "motos de batería" son la opción ideal para aquellos que quieren un vehículo eléctrico infantil pero no disponen de tanto espacio en casa. También existen modelos con licencia de marca, como BMW o VESPA, y otros de marca blanca.  Sus baterías son de 6V 4AH o 12V 7AH en general y alcanzan velocidades entre 2,5km/H y 3km/h en su mayoría. Normalmente, las motos de batería requieren que el niño o la niña que la conduzca sea un poco más grande o sepa mantenerse sentado recto y aguantar el equilibrio. Estas motos eléctricas para niños llevan ruedas auxiliares, por lo que no tendrán que equilibrar el peso de su cuerpo y el de la moto, sino simplemente el de su propio cuerpo.

Son realmente juguetes de imitación muy divertidos a la par que educativos, porque los niños y niñas deben aprenden a circular interiorizando unas normas viales básicas que les serán fundamentales cuando sean más grandes. 

¿Qué son los Karts a pedales?

Los "karts a pedales" son cuatriciclos muy fáciles de conducir y cómodos. Los niños y niñas podrán hacer deporte mientras se divierten. Como tienen 4 ruedas grandes no tendrán problema para mantener el equilibrio fácilmente. Entre los diferentes modelos podrás encontrar karts a pedales básicos y otros con más detalles o adaptables a diferentes estaturas. En este sentido debes saber que un kart con asiento ajustable permite utilizarlo a niños y niñas de diferentes edades o, si solo lo utiliza un niño o niña, ajustarse a la estatura del usuario a medida que crece. Estos asientos regulables se pueden fijar más cerca de los pedales o más lejos, por tanto el asiento estará a la misma distancia del suelo pero no así de los pedales. Muchos de estos karts a pedales además incorporan una práctica asa en sus asientos, por lo que moverlo de un lugar a otro, (por ejemplo para limpiar o cuando se esté en la calle y lo tenga que llevar un adulto porque el entorno no es seguro para jugar con él) resultará muy sencillo. Además, como son ligeros podrás guardarlos en cualquier lugar de casa. También te conviene saber que los modelos más completos de los karts a pedales tienen la posibilidad de ir hacia delante o hacia atrás. La marcha se podrá cambiar mediante una palanca de cambios, también se podrá dejar en marcha N.

Los karts a pedales tienen diferentes tipos de volante, hay karts a pedales con volantes redondos convencionales y otros semicirculares o rectangulares. Podrás elegir según tus preferencias. Además, los volantes también suelen ser regulables para adaptarse a la estatura del usuario.

 

SUSCRÍBETE Y RECIBE OFERTAS Y NOVEDADES